Archivo de la etiqueta: historia moderna

Mundo virtual, mundo de papel: a propósito de una reseña

 

Los_Reinos_de_las_I_Cover_for_Kindle

Hace pocos días vio la luz la que podemos llamar, primera reseña académica de nuestro libro Los reinos de las Indias y el lenguaje de denuncia política en el mundo atlántico (siglos XVI-XVIII), porque antes hubo referencia al mismo dentro del mundo digital del que este libro es producto. Me refiero a la entrada de Felipe Castro Gutiérrez titulada “Del blog al libro impreso: una propuesta de Natalia Silva Prada” y publicada en su blog Clíotropos el día 15 de marzo de 2014 (Véase la entrada en https://cliotropos.wordpress.com/2014/03/15/del-blog-al-libro-impreso-una-propuesta-de-natalia-silva-prada/).ContraPFinal

El profesor de la Universidad Nacional, Francisco Ortega, especialista en temas de historia de la cultura política es el autor de la útil reseña a que estamos haciendo referencia y recién publicada en el Anuario colombiano de historia social y de la cultura (Véase en  http://www.revistas.unal.edu.co/index.php/achsc/article/view/61235/57982)

Me parece que no resulta muy usual comentar la reseña de un libro, pero dada la naturaleza del mismo y su origen en un blog, esta lo amerita porque contribuye a nutrir un importante debate sobre el tema de la divulgación histórica y el impacto de las hoy llamadas, humanidades digitales.

De manera generosa, el profesor Ortega señala este libro como “un signo del presente” en tanto “apropiación de las redes sociales para la actividad académica” y como una “invitación para que los historiadores se apropien de estos nuevos recursos”. A partir de estas aserciones, el tránsito del mundo digital al del papel le resulta curioso, y como ya antes a Felipe Castro, “paradójico”. Se pregunta él, ¿Cuál sería el público lector de estos textos, considerando la ya previa difusión de los mismos por vía virtual?

Pues bien, la pregunta es muy lícita y de hecho la introducción al libro se titula, ¿Por qué crear y escribir un blog de historia cultural de la política y convertirlo en un libro?

Hace casi tres años expuse tres motivaciones: 1) la posibilidad de ofrecer de manera compilada y en formato de más fácil lectura una serie de entradas vinculadas entre sí; 2) formalizar mi propio trabajo y 3) obtener ganancias económicas que de alguna manera contribuyeran a seguir nutriendo el blog.

Si bien mis motivaciones iniciales creo que siguen siendo válidas, hay que preguntarse si en realidad el mundo de papel choca con el mundo virtual. Yo estaría inclinada a pensar que nos debemos enfrentar a una nueva realidad, esto es, conferir una nueva dinamicidad al mundo de papel. Así como el blog permite un intercambio de opiniones y una construcción dinámica del conocimiento, los libros no deberían quedarse como monumentos estampados. Un libro producto de un blog debería justamente ayudar a orientar nuevas investigaciones, ser debatido en el propio blog, servir como material de trabajo en las clases. Y ese debería ser el origen de uno de los principales públicos lectores de un blog-libro: el estudiante que se está formando para ser un investigador.

El otro público en el que pensé al convertir el blog en libro era el público amante de la lectura por placer, ese público todavía no acostumbrado a pasar muchas horas frente a una pantalla y al que le gustaría tener todos los contenidos compilados y catalogados. Pensaba en gente mayor de la familia que me había expresado su deseo de leerme pero a la que le resultaba difícil la dinámica del mundo virtual.

Por otra parte, aunque el mundo digital es evidentemente más dinámico, tiene la desventaja de ser también menos reflexivo, debido a la inmediatez de la lectura, pero también sujeto rápido del olvido. El libro podría ayudar a construir justamente una memoria de esa información que rápidamente va quedando confinada en los archivos virtuales, poco a poco olvidada y solo casualmente consultada a través de las búsquedas cruzadas que se hacen a través de buscadores como Google. De hecho viendo las estadísticas de consulta del blog, es muy fácil entender que muy poca gente se detiene a leer consecutivamente varias entradas. Nos vemos bien servidos si un porcentaje medio de los visitantes lee realmente los pequeños artículos en su totalidad.

En esencia, sigo creyendo que la relación entre el libro y el blog no debe ser necesariamente excluyente sino complementaria. De hecho, tampoco el blog brinda garantías de interacción inmediata. A veces la intencionalidad divulgativa fluye y a veces no. Como ya decía Felipe Castro, es un experimento de divulgación científica que se espera pueda contribuir “al muy necesario reconocimiento público e institucional de la actividad bloguera”. Si bien el libro puede servir como un espejo del blog, el blog a su vez puede ser un mecanismo generador de conocimiento que posteriormente se sistematiza como libro.

Para cerrar esta breve discusión que no es más que un abrebocas, los dejo con una frase de Jesús Miguel Flores Vivar relacionada con el mundo digital pero aplicable también a sus productos:

“Algunos expertos no dudan en afirmar que el blog (y todas sus variantes) constituyen la herramienta más importante jamás inventada para la comunicación democrática, para la conversación y para la libre difusión de las ideas, donde se conjuga la libertad de expresión, en estado puro”. [1]

Los invito a leer la reseña y por supuesto, el libro.

Video de presentación del libro https://www.youtube.com/watch?v=mrTzuCAfW9g

Nota: Los dos años del blog que conforman el libro ya no se encuentran disponibles en red, esto para garantizar a los compradores y lectores que tienen un material exclusivo.

 

[1] Jesús Miguel Flores Vivar, “Periodismo blog. Evolución de la información alternativa y participativa y eclosión del “quinto poder”” en Samuel Martínez y Edwing Solano (Coords.). Blogs, bloggers, blogósfera. Una revisión multidisciplinaria. México, DF, Universidad Iberoamericana, 2010, p.199.

Natalia Silva Prada

Especialista en historia cultural del periodo colonial americano. Su último libro se titula Los 'Reinos de las Indias' y el lenguaje de denuncia política en el mundo Atlántico (s.XVI-XVIII), Amazon and CreateSpace, 2014. Otros libros de su autoría y sus artículos de investigación científca pueden consultarse en https://loc.academia.edu/Natalia Silva Prada Además de este blog es autora del blog histórico “Los Reinos de las Indias en el Nuevo Mundo”: http://losreinosdelasindias.hypotheses.org y del blog de gastronomía histórica "Love cooking, love History": http://blogs.eltiempo.com/love-cooking-love-history/ Para saber más sobre la autora visita la página "Sobre Natalia Silva"

More Posts - Website

De cuchilladas y libelos infamatorios: un caso del siglo XVI

 

Representación de un asesinato
Representación de un asesinato

En los últimos meses y mientras investigo sobre asuntos relacionados con el escándalo político, he venido a tropezarme con frecuencia con varios asesinatos. Me pregunto si los historiadores colonialistas se han planteado seriamente un nexo entre el acto de matar y la defensa de intereses políticos y si esta relación puede ser circunscrita a la esfera de la historia de la cultura política.1
Una de las definiciones generales de la cultura política podría acomodarse bien al aspecto que nos preocupa, la de “entramado cultural de lo político” y en términos antropológicos, podemos pensar que la relación entre asesinato y vida política puede caber en la organización de la convivencia, en la estructura del poder en la vida cotidiana y en el estudio de las redes sociales y las relaciones de poder.
Por el momento vamos a presentar unos casos que podrían ilustrar esas definiciones y que nos muestran la complejidad de las relaciones humanas y en particular aquellas vinculadas al poder social y político.
El primero de ellos ha sido históricamente reiterado en la historiografía neogranadina pero considero que se ha expuesto casi siempre como una anécdota dirigida a la moralización. Se trata del sonado caso del asesinato de Juan de los Ríos por un prestante personaje de Santafé de Bogotá, el oidor de Audiencia Luis Cortés de Mesa en el año de 1583.2
Los roces entre estos dos personajes nacen al interior de la vida doméstica. El oidor se casó con Ana de Heredia, dama de origen noble. Ella tenía una hermana natural llamada Beatriz Pérez3 quien fue casada a su vez con Juan de los Ríos, criado de Cortés de Mesa, a cambio de que el oidor ayudara a Ríos en sus gastos de manutención. Este fue un pacto que establecieron antes de venirse de España y con la finalidad de que la hermana de Ana pudiera acompañarla en el viaje. Al parecer, Cortés de Mesa no cumplió con su compromiso.
Esa situación debió llevar a una denuncia de Ríos contra Cortés de Mesa ante la Audiencia, razón por la cual fue suspenso y estuvo preso primero en las casas del cabildo y luego en su casa. No es claro en los relatos4 el contenido de la denuncia pero al parecer había muy graves acusaciones que el oidor no quería que salieran a la luz durante la visita que llevó a Juan Bautista Monzón (1579-1581) a inspeccionar a los miembros de la Audiencia. Por una carta de 1580 escrita por el Consejo de Indias al Rey se sabe que el doctor Mesa fue declarado culpable del pecado nefando o sodomía, así como de “cohechos e injusticias de muertes y baraterías”.5 Esto nos hace suponer que el oidor se arriesgaría al máximo para lograr evitar tan grave delación que podría enfrentarlo no sólo a la justicia civil sino a la inquisitorial.
Un buen día, el oidor conoció al sobrino de Lorenzo del Mármol, secretario de la visita, llamado Cristóbal de Escobar y trató de “seducirlo” con varias estrategias para lograr obtener la desaparición de su expediente. Una de estas estrategias, la cual no funcionó, fue que su esposa mediara por él con Escobar quien se había enamorado de Ana. Esta estrategia no funcionó pues el secretario del Mármol empezó a sospechar y escondió los papeles de la visita.
Al no ser viable su primer plan, Cortés de Mesa convenció a Escobar de la necesidad de deshacerse de su enemigo y juntos planearon cómo asesinarlo. Juan de los Ríos era un jugador empedernido y en una de sus sesiones lúdicas Escobar lo acompañó y buscó ganarse su amistad, la cual duró cerca de seis meses. Después de eso, Mesa y Escobar concertaron cómo procederían a eliminarlo. Una noche el joven Escobar invitó a Ríos a ir a buscar mujeres y en el camino buscó excusas para detenerse a ajustarse sus botas. En ese tiempo se aproximó el oidor y lo atravesó con un puñal. Fue apoyado por Escobar quien le dio varias estocadas más. Ríos trató de gritar, tras de lo cual le cortaron la lengua y a su vez el moribundo mordió al oidor. Los actos posteriores solo pueden tratar de explicarse por un terrible odio y venganza y quizás por una suerte de simbología. Un cuerpo muerto puede “hablar” o “callar” a través de la mutilación.6 Los dos asesinos procedieron a sacarle el corazón, cortar sus orejas, nariz y miembros genitales. Quizás con esto buscaban evitar su identificación y ultrajarlo en extremo. Mutilar es como dar una segunda muerte.7
En las horas siguientes al homicidio y con el auxilio de Andrés de Mesa, hermano del oidor, los asesinos ocultaron el cadáver cerca de un río para luego hundirlo, pero a pesar de los esfuerzos, este fue encontrado ocho días después por una india que había ido por barro para teñir una manta, la cual dio aviso a las autoridades.
Las pesquisas para encontrar a los asesinos comenzaron muy pronto y ellos fueron rápidamente descubiertos, tras la acusación de la esposa de Ríos y la confesión de Ana de Heredia. Incluso se dice que Cortés de Mesa no buscó ocultar su crimen. Luis Cortés de Mesa fue condenado al cadalso, su hermano don Andrés a destierro y Cristóbal de Escobedo a humillación y ahorcamiento. El ahorcamiento de un noble no estaba previsto en la legislación castellana de los primeros tiempos pero esto cambió con el tiempo.8 Además de que el crimen de Mesa fue hecho con clara alevosía, sumó a este crimen otros dos, uno de los cuales expondremos adelante. Murió degollado a los 34 años en la plaza mayor de Santafé.
El desenlace en pleno cadalso de este crimen es el que nos lleva a atar los hilos de los problemas políticos que agitaron estas pasiones. Antes de morir y en el momento de su confesión por parte del propio arzobispo, el doctor Cortés de Mesa sacó un papel en el que entre muchas cosas dijo:
“La muerte de Juan Rodríguez de los Puertos fue injusta, y no a derecho conforme, porque los libelos infamatorios que se pusieron contra la Real Audiencia, por la cual razón lo ahorcaron, no los puso él, que yo los puse”.9
Así que el asesinato puede ser conectado con un momento de fuertes tensiones políticas que vivía la ciudad. De hecho, el primer cronista de esta historia, Juan Rodríguez Freile advertía que la ciudad estaba dividida en tres facciones y que se encontraba agitada, entre otras cosas, por la visita de Monzón.10
Resulta abrumador que un oidor de Audiencia hubiese injuriado a la propia corporación a la que pertenecía. Las razones exactas no las conocemos pero sí la dinámica tras la publicación de esos pasquines de los que se declaró culpable.
Estos pasquines habían sido colocados al amanecer de un día de 1578 y fueron puestos en las esquinas y puertas de las casas reales, en las esquinas de la calle real y en otros lugares públicos. En ellos se hablaba muy pesadamente de todos los señores de la Real Audiencia. El primer individuo acusado de estos hechos fue mandado torturar y se asignó esta misión al doctor Cortés, quien finalmente se opuso. También durante el tormento mandó que quitaran del potro al acusado pues dijo que él no era su autor. Después inculparon a Juan Rodríguez de los Puertos quien había desflorado a la hija del procurador Diego de Vergara, que por ese tiempo estaba suspenso y había sido uno de los que escribieron a España para que se mandara a traer un visitador.
En ese episodio vemos cruzarse una vez más, los asuntos de la vida doméstica con los políticos. Rodríguez de los Puertos murió no por escribir los libelos sino por el caso pasado de abuso sexual que llevó a inculparlo en la escritura de pasquines. El propio hijo de Rodríguez al no soportar el tormento terminó incriminando a su padre más que el propio Vergara. Y finalmente, llegamos a saber que en tal proceso de injurias el verdadero culpable había sido un personaje de alto rango, un colega de los miembros de la Audiencia.
Y en un majestuoso golpe de escena, la nueva ejecución llevó a una nueva revelación. Juan Rodríguez de los Puertos confesó en la escalera del cadalso:
“Por el paso en que estoy, señores, que esta muerte no la debo por los libelos que me han imputado, porque yo no los hice ni los puse; por otros que puse en la ciudad de Tunja ha permitido Dios que venga a este paradero”.11
En el último instante de su vida, este hombre se convenció de que su muerte era merecida. Curiosa autoacusación, cuando uno esperaría desde el mundo contemporáneo que lo hubiera hecho por haber atentado contra el honor de la joven hija del procurador. Esto nos habla del increíble delito que era la publicación de pasquines y del inmenso trasfondo político que los propiciaba.
Las causas de un asesinato tan cruento encuentran sus raíces no exclusivamente en una venganza contra Juan de los Ríos sino en el afán de eliminar un testimonio muy grave que acabaría con la honra y el prestigio político de Cortés de Mesa. La acusación del cohecho era muy grave pero aún más la de sodomía, la cual empañaría no sólo su fama sino la de toda su familia.
En nuestro próximo episodio de asesinato y política anunciamos la participación de un importante inquisidor. No se lo pierdan.

chagall2404Imágenes:

Sigurd matando a Regin, siglo XII en “Estilización de la violencia”, Wikiwand.

Marc Chagall, Caín y Abel: http://www.masterworksfineart.com/inventory/2404

 

  1. Las exploraciones sobre la historia de la criminalidad y en particular en el Nuevo Reino de Granada nos remiten a estudios de tipo jurídico y social. Desde estas perspectivas se han estudiado los patrones de criminalidad y ciertos crímenes de tipo pasional que afectaban a sectores marginales como las mujeres. Queda pendiente sin embargo un rastreo detallado de este problema desde la historia cultural de la política. []
  2. En la historiografía hay una confusión entre el nombre del oidor y su hermano. Por un documento oficial sabemos que el oidor era Luis y el hermano menor, Andrés, quien en 1578 pidió permiso para pasar a las Indias. En ese momento tenía 14 años. Archivo General de Indias, Indiferente, 2090, N.139. Don Luis Cortés de Mesa había sido colegial del Colegio Mayor de Sevilla. []
  3. El nombre de su media hermana lo hemos obtenido de la cabeza del proceso que aparece en los papeles de la visita de Juan Prieto de Orellana. AGI, Santafé, 189, L.1, N.15, i.163. []
  4. El primer relato de este homicidio lo hizo Juan Rodríguez Freile en El Carnero (aunque el libro fue escrito entre 1636 y 1638 no fue publicado sino hasta 1859), seguido de las Genealogías del Nuevo Reino de Granada (1671) de Flórez de Ocariz, la Historia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada de Fray Alonso de Zamora (1701) y posteriormente de Las Crónicas de Bogotá de Pedro María Ibáñez (1901). Muchos dramas del siglo XIX fueron también atentos a este caso. Carmen Elisa Acosta P., “Crimen colonial: un oidor literario en el siglo XIX” en Literatura: teoría, historia, crítica, n.1 (1997), p.182-209. []
  5. Carmen de Mora, “La presencia de modelos discursivos europeos en la prosa hispanoamericana del siglo XVII” en Carlos Alberto González y Enriqueta Vila Vilar, Grafías del imaginario. Representaciones culturales en España y América (siglos XVI-XVIII), p.398. []
  6. Algunas de estas ideas pueden consultarse en Elisa Blair Trujillo, Muertes violentas: la teatralización del exceso. Medellín, Universidad de Antioquia, 2005. []
  7. Esta idea la he tomado de tratados antiguos sobre legislación. []
  8. El homicidio estaba contemplado entre los delitos atroces y podía ser cometido de tres maneras: 1) tortizeramente (a tuerto); 2) con derecho; 3) por ocasión. En la época medieval un caballero que cometiera asesinato no era ajusticiado sino enviado a destierro perpetuo, asunto que cambió posteriormente. []
  9. Juan Rodríguez Freyle, El Carnero. Conquista y descubrimiento del Nuevo Reino de Granada […]. Bogotá, Panamericana, 1999, p.132 []
  10. Sobre las agitaciones que producían las visitas reales y sobre libelos y pasquines contra visitadores pueden revisar mi estudio “Pasquines contra visitadores reales”: opinión pública en las ciudades hispanoamericanas de los siglos XVI, XVII Y XVIII” en James S. Amelang y Antonio Castillo Gómez (dirs.), Carmen Serrano (ed.), Opinión pública y espacio urbano en la Edad Moderna. Gijón: TREA, 2010, pp. 373-398. El texto puede ser consultado a través de Academia.edu: https://www.academia.edu/1989619/Pasquines_contra_visitadores_reales_opini%C3%B3n_p%C3%BAblica_en_las_ciudades_hispanoamericanas_de_los_siglos_XVI_XVII_y_XVIII
    []
  11. Ibidem, p.115. []

Natalia Silva Prada

Especialista en historia cultural del periodo colonial americano. Su último libro se titula Los 'Reinos de las Indias' y el lenguaje de denuncia política en el mundo Atlántico (s.XVI-XVIII), Amazon and CreateSpace, 2014. Otros libros de su autoría y sus artículos de investigación científca pueden consultarse en https://loc.academia.edu/Natalia Silva Prada Además de este blog es autora del blog histórico “Los Reinos de las Indias en el Nuevo Mundo”: http://losreinosdelasindias.hypotheses.org y del blog de gastronomía histórica "Love cooking, love History": http://blogs.eltiempo.com/love-cooking-love-history/ Para saber más sobre la autora visita la página "Sobre Natalia Silva"

More Posts - Website

Nuevos estudios sobre profecías

 

En los últimos días los editores de la revista virtual argentina Vitral Monográfico nos han comunicado que el número ya se encuentra disponible para su consulta y lectura en PDF.

Este dossier coordinado por Patricia Fogelman, profesora de la Universidad de Buenos Aires, agrupa un conjunto de trabajos históricos y de análisis contemporáneo sobre la Profecía como práctica socio-religiosa.

Los artículos que forman el conjunto del dossier son los siguientes:

 

Dossier Profecías y Prácticas Socio-Religiosas

 

 

Vaticinios al óleo. Imágenes de profetas en el Virreinato del Perú
Agustina Rodríguez Romero. (CONICET – IIPC, UNSAM, Argentina). pp. 5 – 35.
“Cuando esta puerta sea abierta, estas gentes entrarán en el país”. La conquista árabe de la Península Ibérica a través de las crónicas árabes y latinas.
María de la Paz Estevez. (UBA- CONICET, Argentina). pp. 36 – 69
“Con piel de oveja en lo exterior y siendo lobo rapante”: Juan Gómez, un portugués común transformado en profeta eremita (ca.1605-1659).
Natalia Silva Prada. (Fellow Hispanic Division, Library of Congress, USA). pp. 70 – 106.
Vestidos profanos y castigos divinos. Misoneísmo y Reforma en la España de los Novatores. Gustavo Enrique González. (Alumno avanzado de FFyL, UBA, Argentina). pp. 107 – 140.
Los mensajes de la Virgen del Cerro: orar, ayunar, “comulgar” y convertir a los “impíos”. La profecía de una nueva evangelización que partirá de Argentina a través de un grupo de elegidos.
Ana Lourdes Suárez. (CONICET-CEIL, Argentina). pp. 141 – 171.
De La Salette a Tomóchic: profecía, modernidad y redes culturales entre Francia y México (1846-1891).
José Alberto Moreno Chávez. (CIESAS-DF/Colegio internacional de graduados “Entre Espacios. Movimientos, Actores y Representaciones de la Globalización” FU-Berlín). pp. 172 – 198.
“Señor San Javiel…Ruega por nosotros los pobres”. La fiesta patronal del 3 de diciembre en San Javier (Santa Fe, Argentina), un espacio de resignificación.
Cintia N. Rosso. (Becaria CONICET, Argentina).
María Celeste Medrano. (Becaria CONICET, Argentina). PP. 199 – 229.
L’écologie: prophétie de malheur?
Ludovic Bertina (EPHE – GSR) pp. 230 – 250.
Profecía, política y clericalismo popular en el movimiento de sacerdotes para el tercer mundo (MSTM): 1967-1973.
Claudia Touris (UBA- UNLu). pp. 251 – 283.

Agustina Rodríguez Romero
CONICET – IIPC – UNSAM
agusrr@gmail.com

María de la Paz Estévez
UBA – CONICET
pazestevez@gmail.com

Natalia Silva Prada
Fellow Hispanic Division, Library of Congress
nataliasilva66@yahoo.com

Gustavo Enrique González
FFyL, UBA
arqgegonzalez@hotmail.com

Ana Lourdes Suárez
CONICET-CEIL
analourdessuarez@gmail.com

José Alberto Moreno Chávez
CIESAS-DF
jamoreno@colmex.mx

Cintia N. Rosso (CONICET – UNSAM) cintia_rosso@hotmail.com

María Celeste Medrano (CONICET – UBA)
celestazo@hotmail.com

Ludovic Bertina EPHE – GSRL ludovic.bertina@gmail.com

Claudia Touris
RELIG-AR/ UBA -UNLu
claudiatouris@yahoo.com.ar

 

Para su consulta en línea se puede acceder a través del siguiente link:

http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/ravignani/prohal/Vitral_Mono_N3/dossier_profecias_y_practicas_socio_religiosas.html

 

Natalia Silva Prada

Especialista en historia cultural del periodo colonial americano. Su último libro se titula Los 'Reinos de las Indias' y el lenguaje de denuncia política en el mundo Atlántico (s.XVI-XVIII), Amazon and CreateSpace, 2014. Otros libros de su autoría y sus artículos de investigación científca pueden consultarse en https://loc.academia.edu/Natalia Silva Prada Además de este blog es autora del blog histórico “Los Reinos de las Indias en el Nuevo Mundo”: http://losreinosdelasindias.hypotheses.org y del blog de gastronomía histórica "Love cooking, love History": http://blogs.eltiempo.com/love-cooking-love-history/ Para saber más sobre la autora visita la página "Sobre Natalia Silva"

More Posts - Website

Resención en Nuevo Mundo Mundos Nuevos a la Politica de una rebelion

Les alcanzo una resencion a mi libro La Politica de una rebelion publicada en la revista virtual Nuevo Mundo, Mundos Nuevos, realizada por el historiador francés Christophe Giudicelli:

Natalia Silva Prada, La política de una rebelión. Los indígenas frente al tumulto de 1692 en la Ciudad de México, México, El Colegio de México, 2007, 645 p.
[19/01/2009]

Mots clés : Nouvelle Espagne, XVIIe siècle, violence politique, Indiens, ville de Mexico
Palabras claves : indios, Nueva España, siglo XVII, violencia política, Ciudad de México

Con esta obra, Natalia Silva Prada contribuye a colmar un vacío historiográfico. Poquito a poco, el ángulo muerto que es el siglo XVII novohispano va desapareciendo, gracias a este tipo de estudios, que logran establecer un corpus lo más exhaustivo posible mediante una lenta, minuciosa – tal vez por momentos ingrata – investigación de archivos.

El presente libro se presenta como una monografía sobre el « famoso » motín de 1692 que puso la capital novohispana a sangre y fuego, llegando los amotinados a incendiar y saquear el palacio del virrey así como otros muchos edificios de la Plaza Mayor (el Zócalo) el 7 de junio. Se « conoce » bien dicho espisodio, como uno de los estallidos más violentos de la historia colonial novohispana tanto más cuanto que, por si fuera poco, el movimiento pareció cuestionar directa y explícitamente la autoridad cuyo « mal gobierno » hizo de trapo rojo para que gran parte de los sectores más pobres de la ciudad de México se levantara. Naturalemente, como ocurre a menudo con este tipo de acontecimientos « conocidos », es muy poco lo que se sabe realmente, y es mucho menos lo que se había reconstruido acerca de los grupos sociales que formaban lo esencial de los amotinados. La memoria del suceso se ha conservado sobre todo gracias a una serie de escritos de cronistas y de otros personajes destacados de la corte del conde de Galve, virrey en le momento de los hechos. Entre esos escritos destaca una carta de Carlos de Sigüenza y Góngora, testigo directo del motín, al almirante Andrés de Pez, y conocida bajo el título muy sugestivo de Alboroto y motín de los indios de México del 7 de junio de 1692 . La posteridad de ese texto se explica tanto por la eminencia de su autor en las letras coloniales hispanoamericanas como, para fechas más recientes, por los trabajos de Irving Leonard, que le aseguró una fortuna duradera.

Igual que sus contemporáneos cercanos al poder virreinal, Sigüenza y Góngora achaca claramente la responsabilidad de los disturbios a la « plebe », y en particular a los indígenas, contra los que despotrica sin exceso de caridad. De hecho, los indígenas sufrieron lo esencial de la represión que acompaño el restablecimiento del orden en las semanas y meses posteriores al motín. En cuanto a las causas inmediatas del sublevamiento, se ha tendido generalmente a privilegiar unos factores económicos, y en particular la incapacidad de las autoridades a asegurar el abastecimiento de maíz, después de una serie de malas cosechas. Presentado así, el motín de 1692 sería una clásica rebelión popular, una especie de jacquerie de antiguo régimen.

El presente estudio toma el partido de romper con esta visión historiográfica tradicional, que contemplaba este movimiento ante todo como un problema de orden público, y se enfocaba prioritariamente en la exposición de los dispositivos represivos desplegados por el poder colonial contra un grupo sin otra existencia que su culpabilidad. La autora decide dejar de lado la determinación económica de la rebelión para concentrarse en los factores internos al grupo de los insurgentes. Se trata para la ella de cambiar el enfoque para tratar de devolver su protagonismo político a los grupos subalternos que participaron en la preparación del sublevamiento y actuaron masivamente durante el estallido del 7 de junio. En otras palabras, se trata de reescribir la historia de los acontecimientos que llevaron a dicho estallido y lo siguieron a partir de una reconstitución de la « cultura política » de los actores principales, los indígenas de la ciudad de México, de reconstruir el discurso de los amotinados y, más generalmente, sus formas de participación política. El minucioso trabajo llevado a cabo sobre los archivos judiciales permite por ejemplo rescatar datos preciosísimos como son los gritos sediciosos, las banderas, las consignas escritas y demás pasquines o incluso los gestos corporales que conformaron una auténtica estrategia de guerra, tanto en el plano simbólico como en el concreto, en lo más fuerte del sublevamiento.

El libro consta de seis capítulos bien definidos y extremadamente compartimentados (señal inequívoco de una primera vida de la obra como tesis de doctorado). Si la segunda mitad de la obra está dedicada al motín propiamente dicho, los tres primeros capítulos ofrecen luces complementarias que apuntalan a la par que lo precisan el protagonismo indígena y su participación « política ». En buena metodología, el primero propone un estudio pormenorizado del concepto vertebral de la obra de « cultura política », considerado en su historicidad y más particularmente su relación con los levantamientos colectivos. Los dos siguientes presentan un retrato de la ciudad de México en los últimos tiempos del siglo XVII y una presentación sociodemográfica del grupo indígena. Ofrece asimismo una interesante reflexión sobre las fuentes demográficas en medio urbano y la – muy relativa – validez de los padrones de indios, en particular el de 1691, del que varios extractos aparecen publicados en anexo. El tercer capítulo tiene el gran mérito de esbozar los contornos del grupo social culpado por el motín, sus redes y modos de relaciones en la ciudad del México, antes de la jornada de junio de 1692. Esta reconstitución del grupo indígena en toda su complejidad y movilidad fija las pautas de la posterior exposición del protagonismo de los interesados en el levantamiento, que ocupa la totalidad los capítulos V y VI. El capítulo central (el IV), verdadero plato de resistencia de la obra (casi ciento cincuenta páginas), es una relectura comparada de los testimonios, declaraciones de testigos y reos así como reconstituciones a posteriori de los hechos. La presentación de los diferentes « estratos » de discurso le permite a la autora abogar por a una reescritura de una historia hasta ahora parcelar y sesgada. Por fin, los dos últimos capítulos justifican ampliamente el título principal de la obra (Política de una rebelión), al centrarse en la actuación y el tratamiento judicial del principal grupo incriminado por los desmanes : los indígenas.

Una importante sección de anexos propone una serie de informaciones esenciales para la reconstrucción llevada a cabo en la obra. Los cuadros, listados, informes y planos que reproduce proporcionan una gran cantidad de datos brutos que le permite al lector acercarse a la realidad sociodemográfica de la ciudad de México en las postrimerías del siglo XVII y más particularmente, claro, a la complejidad de los grupos complicados en los tumultos.

Para citar este artículo
Referencia electrónica
Christophe Giudicelli, « Natalia Silva Prada, La política de una rebelión. Los indígenas frente al tumulto de 1692 en la Ciudad de México, México, El Colegio de México, 2007, 645 p. », Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Reseñas de libros y CD roms, 2009, [En línea], Puesto en línea el 19 enero 2009. URL : http://nuevomundo.revues.org/51193.

Autor
Christophe Giudicelli: Artículos del mismo autor
David J. Weber, Bárbaros. Los españoles y sus salvajes en la era de la Ilustración, Barcelona, Crítica, 2007, 670 p. [Texto integral]
[15/11/2010]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Reseñas de libros y CD roms, 2010
Nuevo Mundo Mundos Nuevos, première revue évolutive américaniste sur le web : la « fin de l’histoire » ou « une nouvelle ère »? [Texto integral]
[31/05/2010]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Nuevo Mundo Aniversario 2010 – Una década americanista en línea, 2010
Nuevo Mundo Mundos Nuevos, primera revista americanista evolutiva en línea : ¿« fin de la historia » o « nueva era » ? [Texto integral]
[31/05/2010]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Nuevo Mundo Aniversario 2010 – Una década americanista en línea, 2010
Hétéronomie et classifications coloniales. La construction des « nations » indiennes aux confins de l’Amérique espagnole (XVI-XVIIe siècle) [Texto integral]
[29/03/2010]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Debates, 2010
Calchaquí ou le syndrome de Ferdinandea [Texto integral]
[25/11/2009]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Coloquios, 2009
Chantal Cramaussel, Poblar la frontera. La provincia de Santa Bárbara en la Nueva Vizcaya durante los siglos XVI y XVII, Zamora, El Colegio de Michoacán, 2007, 479 p. [Texto integral]
[16/11/2009]
Publicado en Nuevo Mundo Mundos Nuevos, Reseñas de libros y CD roms, 2009

Natalia Silva Prada

Especialista en historia cultural del periodo colonial americano. Su último libro se titula Los 'Reinos de las Indias' y el lenguaje de denuncia política en el mundo Atlántico (s.XVI-XVIII), Amazon and CreateSpace, 2014. Otros libros de su autoría y sus artículos de investigación científca pueden consultarse en https://loc.academia.edu/Natalia Silva Prada Además de este blog es autora del blog histórico “Los Reinos de las Indias en el Nuevo Mundo”: http://losreinosdelasindias.hypotheses.org y del blog de gastronomía histórica "Love cooking, love History": http://blogs.eltiempo.com/love-cooking-love-history/ Para saber más sobre la autora visita la página "Sobre Natalia Silva"

More Posts - Website

Historia de la comunicación urbana en el mundo moderno: Europa y América

Nos agrada informarles de la reciente aparición de un libro que recoge varios estudios relacionados con la importancia de las diversas formas de comunicación en el mundo moderno (teatro, noticias, pasquines). En la sección tres en la que participo el tema central son los pasquines y su función en la creacíón de una esfera pública.

Opinión pública y espacio urbano en la Edad Moderna
Antonio Castillo Gómez y James S. Amelang (directores) Carmen Serrano Sánchez (editora)
Opinión pública y espacio urbano en la Edad Moderna

Gijón: Trea, 2010, 544 págs.

Las ciudades modernas se constituyen en espacios privilegiados para acercarnos a las distintas formas de construcción de la opinión pública. En ellas se dan cita pregoneros, escritores y lectores de muy variada condición socioprofesional, que inundan las calles, plazas, mercados y teatros de los siglos XVI-XVII con palabras. Gacetas, almanaques, libelos, pasquines, avisos o panfletos, que circulan de mano en mano o se transmiten de viva voz, se convierten, junto a los libros científicos, los sermones o las obras literarias, en agentes creadores de estados de opinión. Este libro pretende analizar el impacto de todos estos productos en la creación, circulación e influencia de la información en el ámbito urbano, con el fin de comprender cómo, por qué y en qué medida cobraron sentido los mensajes ideológicos, políticos y religiosos en ellos contenidos, capaces, en distinto grado y respondiendo a fines muy diferentes, de movilizar opiniones y conmocionar a los actores del mundo moderno.
Índice
Presentación: Antonio Castillo Gómez y James S. Amelang
I. FIESTA Y TEATRO
Shakespeare and the spaces of publicit, Paul Yachnin
La clase social y el trabajo sucio de la guerra en los tablados madrileños, Margaret R. Greer
Mentidero de Madrid: la Corte como comedia, Francisco Javier Castro Ibaseta
Títeres en la ciudad: las representaciones de la «máquina real» en los corrales de comedias españoles de los siglos XVII y XVIII, Francisco J. Cornejo
Funciones de la historia contemporánea en las loas cortesanas de Calderón, Vanessa Fortuño Gómez
El cartel de fiestas en la configuración de la comunidad urbana del Barroco: ritualización del impreso y escrituración de la fiesta, José Jaime García Bernal
Un omaggio della città al Viceré: la festa di San Giovanni a Napoli dopo la Rivoluzione di Masaniello (1648-1669), Ida Mauro
La cultura escrita de una ciudad en fiestas: Tarragona honra a Santa Tecla (siglo XVII), Josep Maria Sabaté i Bosch
II. INFORMACIÓN Y COMERCIO DE NOTICIAS
El mercado de las noticias en el siglo XVII: las tipologías de la información, Mario Infelise
Noticias, novedades y maravillas: escrituras científicas y espacios urbanos, José Pardo Tomás
Versos desde las plazas: la poesía como lenguaje de comunicación política en los espacios públicos de las ciudades italianas del Renacimiento, Massimo Rospocher
Las transformaciones de la memoria de un «embustero» (México, siglos XVII-XXI), Raffaele Moro
La política de los partidos: noticias de las guerras europeas en Portugal en la primera mitad del siglo XVIII, André Belo
El sermón Sicut unguentum: producción, circulación y recepción de un enigmático texto, Anel Hernández Sotelo
De los tribunales a la opinión: los monjes de Valldigna frente a la «visita castellana» de 1665, Fernando Andrés Robres y Rafael Benítez Sánchez-Blanco
Práctica y circulación de almanaques en la Nueva España (siglos XVI-XVII), Mauricio Sánchez Menchero
Intermediarios entre el texto y su público: la cofradía de Pobres Ciegos Oracioneros de Valencia, Juan Gomis Coloma
Medios de comunicación en la ciudad durante la Edad Moderna: la figura del pregonero, Clara Bejarano Pellicer
III. PASQUINES Y OPINIÓN PÚBLICA
Escrituras en la plaza pública en la Italia de la primera Edad Moderna, Ottavia Niccoli
El Paternoster degli Spagnoli. La comunicación política en la Venecia del Cinquecento, Filippo de Vivo
Pasquines contra visitadores reales: opinión pública en las ciudades hispanoamericanas de los siglos XVI, XVII y XVIII, Natalia Silva Prada
Libelos y pasquines en la vida comunitaria: conflictividad social en Navarra (1512-1808), Javier Ruiz Astiz
Pasquines escandalosos, maledicencias banderizas y desinformación irredentista: la distorsión de la comunicación política entre Corte y Reino después de la anexión de Navarra a la Monarquía española, Fernando Chavarría Múgica
Quevedo, ¿un panfletario en la Corte? Los «consejos» al privado o las estrategias de mostración/denunciación del impostor en el Discurso de las privanzas, Elise Monjarret
La función de los libelos en la lucha política de los Grandes y de don Juan frente a la Reina y su valido Valenzuela: publicidad, polémica y transacción (1676-1677), Héloïse Hermant
«El sacrílego tirano de la conciencia del Monarca». Pedro Matilla, confesor de Carlos II (1686-1698), María Amparo López Arandia
Oralidad, escritura y espacio público en la ciudad del Siglo de Oro: el periplo urbano de El Guzmán de Alfarache, Alicia Marchant Rivera

Natalia Silva Prada

Especialista en historia cultural del periodo colonial americano. Su último libro se titula Los 'Reinos de las Indias' y el lenguaje de denuncia política en el mundo Atlántico (s.XVI-XVIII), Amazon and CreateSpace, 2014. Otros libros de su autoría y sus artículos de investigación científca pueden consultarse en https://loc.academia.edu/Natalia Silva Prada Además de este blog es autora del blog histórico “Los Reinos de las Indias en el Nuevo Mundo”: http://losreinosdelasindias.hypotheses.org y del blog de gastronomía histórica "Love cooking, love History": http://blogs.eltiempo.com/love-cooking-love-history/ Para saber más sobre la autora visita la página "Sobre Natalia Silva"

More Posts - Website